Sant Martí d’Empúries, visita imprescindible.

El pueblo medieval de Sant Martí de Empúries está situado al norte de l’Escala, localidad de la que depende, sobre un promontorio rocoso que antiguamente estuvo rodeado de agua. Cuenta con unas pocas calles y su pequeño tamaño está limitado por la muralla medieval que lo rodea, pero su estado de conservación es impecable ya que ha sido restaurado totalmente.

El conjunto histórico engloba un gran número de importantes edificios, tanto por su valor arquitectónico como por la gran importancia que tiene para el patrimonio histórico. No olvidemos que en este lugar se estableció el primer asentamiento de los griegos foceos en el siglo VI a.C., por eso se la conoce como la Paleópolis (ciudad vieja) a diferencia de la Neápolis, donde se encuentran las ruinas actuales.

En el s.IX se convirtió en la capital del condado de Empúries, papel que ocupó hasta el momento de las invasiones normandas, tras las que cedió su papel protagonista a Castelló de Empúries. Sant Martí de Empúries fue además uno de los puertos más importantes del Mediterráneo, aquí se establecieron las relaciones comerciales con fenicios, púnicos y foceos masaliotas.

A escasos metros se encuentra el yacimiento de la ciudad griega, Emporion y la ciudad romana, la antigua Emporiade, creada a inicios del s.I a.C. Hechos que demuestran que Empúries fue la entrada de la cultura griega y romana en la península Ibérica.

En el núcleo de Sant Martí de Empúries encontrarás una variada oferta de restaurantes para comer y muy cerca, el Camping Cala Montgó para alojarse unos dias, ya sea en bungalow, mobil-home o en nuestras zonas de acampada. El Camping se encuentra a escasos metros de una fantástica playa, la Cala Montgo. También queremos recomendarte el camino de ronda que une la población con l’Escala en el que se combina un paseo peatonal con un carril bici.